Programados por la sociedad


¿Nunca se han imaginado que estamos programados para cumplir los diversos objetivos de esta sociedad?

Piénsenlo, ¿que hace usted en Navidad? Zamparse un buen banquete compuesto de un grasiento pavo y langostinos y atiborrarse de polvorones. ¿Por qué? ¿Por qué no puede usted cenar macarrones en nochebuena y dejar los polvorones para el verano? Este ejemplo es discutible pero en el siguiente está bastante claro: el día de su boda (si es mujer) seguro que iba, iría o irá vestida de blanco. ¿Por qué? ¿Por tradición? Pues permítame que le diga que el típico vestido blanco, igual que el típico ramo de azahar, tiene un significado, el color blanco expresa pureza e inocencia, que si lo traduzco esto quiere decir, sin ir más lejos, que es usted virgen. Esto es algo contradictorio ya que aproximadamente un 80% de las prometidas se casan de blanco y el 80% de éstas no son vírgenes. ¿Que piensa ahora? No se preocupe estaba programada para eso, igual que todos lo estamos para muchas otras cosas, como para regalar objetos carísimos sin valor inmaterial (que es lo importante) en determinadas fechas impuestas por la sociedad.

Somos esclavos de ésta, pero ¿por qué?, porque nosotros la componemos, y somos unos individuos ignorantes que nos dejamos llevar por cualquier moda o tradición sin apenas conocerla, así, picamos en el cebo una y otra vez y con esto lo único que se consigue es enaltecer a los pocos que se benefician de este hecho, los Jíbaros, los que nos venden los vestidos blancos de novia, los que nos venden las rosas para el día de los enamorados, los que nos venden los pañuelos que se coloca la gente en el cuello sin saber su significado…

Nosotros proponemos una alternativa. Cada individuo que escoja un día del año, un día especial para él, y que lo celebre por todo lo alto, que celebre su DÍA. Yo, para el tuyo, no te regalaré joyas ni objetos de incalculable valor material, te regalaré algo significativo que te emocione en su momento y te emocione cada vez que lo observes, así nunca olvidarás ese instante, o mejor dicho, nunca olvidarás TU DÍA. Si no sabes lo que regalar no te preocupes, a veces lo más insignificante tiene más mérito, elabora algo hecho por ti mismo y regalaselo a esa persona que quieres, o, esa pulsera de los “moritos” que se te cayó al inodoro aquel día que os reísteis tanto por ello, y si te ves apurado acude a esa tienda del abuelito de la esquina que esta ensombrecida por los grandes almacenes de al lado, seguro que allí encuentras cosas con más valor que en el edifico que le “tapa el sol” y los clientes, desgraciadamente.

Aún estamos a tiempo de desactivar el chip que nos guía a seguir los impulsos, modas y tradiciones de la sociedad. ¡Reacciona!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s