Los tres mosqueteros de Cruzada


Cuando hablamos de guerras pensamos en la Primera y Segunda Guerra Mundial, nos acordamos de Hitler o de Paco en el caso de España; hay gente que incluso recuerda a Felipe V, a la Inquisición o a Leónidas. Pero no hace falta recordar tanto, no hace falta viajar tanto en el tiempo porque aunque parezca mentira aun siguen habiendo Pacos y Hitleres en la actualidad que provocan o apoyan guerras.

Pensemos y recordemos a Bush o a Aznar, no olvidemos por favor, no debemos olvidar ni dejar que toda la crueldad emitida pase desapercibida como ya pasó en el proceso de transición llevado a cabo por un héroe glorificado ignorantemente por el pueblo, su majestad el Borbón; aunque en este momento no lo molestaremos.

Hoy expresamente me voy a encargar de sacar los trapos sucios (no todos, sería imposible) de don Jose María Aznar López, aquel que ganó dos elecciones consecutivas y que su orgullo, honor y ambición (secuelas feudales) llevaron a España a varios conflictos bélicos de gran relevancia mundial.

Personalmente, me indigna la imagen de este señor en cualquier sitio público, me molesta verlo con su sonrisa de oreja a oreja, parece que no era ni es consciente de todo lo que conlleva una guerra, guerras innecesarias que sólo pueden acarrear consecuencias nefastas, me encoleriza hasta ver su apellido “AZNAR”, el cual contiene dos letras de las tres que forman una palabra como PAZ.

España, gracias a usted, fue participe de los bombardeos en el conflicto de Kosovo, ataques dirigidos por la OTAN que causaron centenares y centenares de muertes de civiles inocentes, entre ellos niños.

En 2001 fuimos a Afganistán, siempre de la manita de Bush. Y en 2003, junto a nuestro títere estadounidense invadimos Iraq, contra la brutal oposición de la población, en España más del 90% de ésta mostró una postura opuesta a la participación en otro conflicto.

Oídos sordos y a la guerra. Busquémosle solución a la muerte con más muerte, ese es el camino a seguir para erradicar el terrorismo y todas las supuestas injusticias por las que hemos luchado allá. Seguro que es así ¿no Aznar? ¡¡ES UNA BESTIAL CONTRADICCIÓN!! Luchar, por ejemplo, contra el terrorismo y atentar como ellos, luchar contra las armas de destrucción masiva y poseer un par de ellas (no es el caso de España pero hemos apoyado a aquel que las poseía y luchaba contra la posesión de las mismas, ¿o poseemos ese tipo de armas y no lo sabemos? Sería un problema muy serio.)

Gracias Jose María Aznar por hacernos participes de estas torturas y barbaridades, porque queramos o no, estamos involucrados en ellas y no podemos huir de la cruel realidad a la que usted nos ha llevado.

Qué vergüenza que me da, a veces, ser un ser humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s